Libros de José-Fernando Rey Ballesteros

Viernes de la 23ª semana del Tiempo Ordinario (Ciclo par) – Espiritualidad digital

¡Estamos tan ciegos!

Si me consientes un consejo, no pongas demasiado empeño en defender tu opinión. Si te la piden, ofrécela con sencillez, una sola vez, sin hacer demasiado énfasis. Y, si no te la aceptan, o la refutan, quizá deberías alegrarte; así no serás responsable de errores ajenos.

¿No te ha sucedido nunca que defendiste con entusiasmo una opinión, porque estabas convencido de tener la verdad de tu parte, y, al cabo de cinco años, descubriste que era un error garrafal? ¡Es tan fácil equivocarse! Quizá, incluso, nos equivocamos en todo lo que decimos o hacemos. Las verdades eternas son muy poquitas. Pero, fuera de ellas, la verdad es terriblemente resbaladiza.

¿Por qué te fijas en la mota que tiene tu hermano en el ojo y no reparas en la viga que llevas en el tuyo? La viga en el propio ojo no se ve fácilmente. Si el ojo está ciego, ¿cómo verá la viga que lo cubre? Queda el oído: alguien te advertirá de tu ceguera. Y ojalá le hagas caso. Mejor que poner énfasis en defender tu opinión, pon atención al escuchar a quien te critica, aunque duela. Será más provechoso para ti. La estupidez es peor que la ceguera.

(TOP23V)