Libros de José-Fernando Rey Ballesteros

Memoria de la Presentación de la Santísima Virgen – Espiritualidad digital

Rendida

Son palabras escritas por santa Teresa de Jesús: «Pues del todo me rendí, ¿qué mandáis hacer de mí?». Con ellas, la santa mostraba al Señor sus deseos de una entrega sin condiciones a su Amor. Pero bien podría decirse –y bien sabía ella– que estas palabras se cumplieron de modo excelso en la Virgen María.

Todo el misterio de la presentación de la Virgen en el templo se resume en una rendición total ante el Amor.

María consagra su cuerpo por la virginidad; su corazón, por la pureza; su pensamiento, por la oración… y su vida, que, como la nuestra, se compone de tiempo, por el cumplimiento fiel de la voluntad de Dios a cada instante.

El que haga la voluntad de mi Padre que está en los cielos, ése es mi hermano y mi hermana y mi madre.

La santidad nunca está completa sin un acto total de rendición, que convierta la vida en sacrificio de obediencia. La entrega del cuerpo, el corazón y el pensamiento, al final, se condensan en una entrega de la vida al cumplimiento de la divina voluntad, derramada en sacrificio con espíritu enamorado. Nadie se santifica arrastrando los pies. Los santos aman y sonríen.

(2111)

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad