Evangelio 2022

5 de enero – Espiritualidad digital

El que lo conoce todo

Si Juan Bautista es el profeta del Adviento, Juan evangelista es el profeta de la Navidad (¡Él, que no narra el nacimiento de Cristo!). No hay un solo día de la Navidad en que la liturgia no nos ofrezca textos de su primera carta. Hoy dice: Dios es mayor que nuestro corazón y lo conoce todo (1Jn, 3. 20). Y es verdad. Acercarse al Niño Dios es como acercarse a una luz resplandeciente que nos ilumina por dentro.

Dan ganas de decir lo que dijo Natanael: ¿De qué me conoces? Porque, al sentirnos iluminados, también nos sentimos mirados con amor dulcísimo que ausculta los pliegues más íntimos de nuestro corazón. Y sabemos que nada nuestro está oculto a los ojos del Niño. Mientras contemplamos, en medio de una inmensa paz, nos sabemos comprendidos y amados, y se hace verdad el salmo: Señor, tú me sondeas y me conoces (Sal 139, 1).

Eso es lo que hace que, en la Sagrada Familia, nos sintamos en casa. Y por eso le pedimos a la Virgen, que nos conoce «como si nos hubiera parido», que nos conceda dejarnos amar allí, porque sólo allí, invadidos por esa luz, nos sentimos amados tal cual somos.

(0501)

“Misterios de Navidad

“Evangelio 2022

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad