Lirbos de José-Fernando rey ballesteros

Miércoles de la 16ª semana del Tiempo Ordinario (ciclo impar) – Espiritualidad digital

Verdadero, aunque prohibido

Ahora está prohibido decir que hombre y mujer somos distintos; te pueden llamar machista por eso y, si te descuidas, te borran la cuenta de tu red social, te acusan de un delito de odio y te queman en la hoguera pública. Pero los cristianos sólo obedecemos a la Verdad, y la verdad es que hombres y mujeres somos distintos. Hasta en el amor, la mujer es quien acoge, y el hombre quien siembra. Ese precioso diálogo convierte a la pareja en imagen de Dios.

Cristo es varón porque es Esposo. Y la Virgen mujer, porque es madre y figura de la Iglesia. El alma cristiana es también esposa de Cristo. Cristo entra en ella, siembra en ella su semilla, y el alma acoge al Esposo y recibe la semilla con reverencia y gozo.

Salió el sembrador a sembrar… Otra parte cayó en tierra buena y dio fruto.

Ya ves: la santidad consiste más en recibir que en hacer. Cristo es quien hace, y nosotros acogemos su Espíritu. Como la tierra recibe su semilla, como Marta acogió en su casa al Salvador…

¿Escuchas la palabra de Dios? ¿Procuras recibir formación cristiana? ¿Atiendes a la homilía? ¿Acoges los consejos del confesor?

(TOI16X)

Abrir y escuchar en varios idiomas
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad