El Mar de Jesús de Nazaret

5º Domingo del Tiempo Ordinario (Ciclo C) – Espiritualidad digital

Obedecer es fiarse

¿Qué es la obediencia?

Me respondes que consiste en estar abierto a lo que la Iglesia dice, y dejarse enseñar. Escuchar la doctrina, aplicar el entendimiento para comprenderla, y después, ponerla en práctica, sabiendo bien por qué lo haces. La misma actitud tienes ante el director espiritual: le escuchas, le preguntas, tratas de comprender lo que te dice y, cuando lo has comprendido, lo pones por obra. Pero, si no comprendes, si no estás de acuerdo…

Es que la obediencia no es eso. En el fondo, te obedeces a ti mismo. Y tienes razón en que hay que aplicar el entendimiento y tratar de entender, porque nada de lo que la Iglesia dice es irracional. Pero no siempre podrás comprender.

Maestro, hemos estado bregando toda la noche y no hemos cogido nada; pero, por tu palabra, echaré las redes.

Humanamente, era la pesca imposible. Todos los razonamientos incitaban a volver a casa. Pero Pedro se fio de Jesús, y echó las redes. Nunca había obtenido una pesca así.

Obedecer es escuchar, procurar comprender, y, cuando no se puede comprender –siempre que lo que te pidan no ofenda a Dios–, fiarse, abrirse al misterio. No todo cabe en tu cabecita.

(TOC05)