Lirbos de José-Fernando rey ballesteros

Sábado de la 2ª semana de Adviento – Espiritualidad digital

¿Quién se comerá los langostinos?

Aquellos hombres esperaban a Elías y, cuando vino el Bautista con el espíritu y poder de Elías, lo mataron. Esperaban al Mesías y, cuando habitó entre ellos, lo crucificaron. ¿Qué esperaban, realmente, aquellos hombres? Seguramente, un Elías que bramase contra los romanos, y un Mesías que destronase al César.

Pero os digo que Elías ya ha venido y no lo reconocieron, sino que han hecho con él lo que han querido. Esa batalla se libra en tu interior. Hay un hombre viejo en ti, y ese hombre no reconoce la penitencia ni el ayuno proclamados por Juan como venidos de Dios. En ellos ve muerte, y él odia la muerte. Por eso rechaza la austeridad del Bautista, y espera una Navidad de champán y langostinos.

No dejes que ese hombre te domine. Reza, despierta el alma, escucha al Bautista y reconoce en él la voz de Elías. Mata a ese hombre viejo o, de otra forma, será él quien mate al Señor en tu interior cuando amanezca. Vive el Adviento con austeridad, haz penitencia. Y, cuando el Señor venga, que sea el hombre nuevo quien, con gozo y en acción de gracias, se coma los langostinos en presencia del Señor.

(TA02S)

“Misterios de Navidad

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad