Lirbos de José-Fernando rey ballesteros

Martes de la 20ª semana del Tiempo Ordinario (Ciclo impar) – Espiritualidad digital

Camino de santidad para mezquinos

Viendo triste a Jesús tras la partida del chico majo del Ferrari, Simón Pedro le dijo: Nosotros lo hemos dejado todo y te hemos seguido. No mentía: habían abandonado su familia y sus bienes para caminar en pos del Señor.

Entre el del Ferrari y el pescador estás tú. Y ahora comienzan las preguntas incómodas:

¿A qué has renunciado tú por Cristo?

¿De qué has prescindido, o de qué te has privado voluntariamente por amor a Él?

¿A qué puedes renunciar para manifestar así tu amor al Señor?

¿A qué te está pidiendo Jesús que renuncies?

Quizá, después de responder a estas preguntas, piensas que, en realidad, no le has dado nada al Señor. Todavía.

Pregúntate entonces si, al menos, has dicho, de corazón «Hágase tu voluntad» cuando ha sido el Señor quien te ha robado lo tuyo. Te lo digo porque, muchas veces, me siento incapaz de entregarle a Dios lo que Dios me pide. Y, cuando me veo tan mezquino, se me ocurre pedirle: «Señor, no te sé dar eso. Pero quítamelo Tú, tienes mi permiso». La respuesta del Señor siempre es la misma: «Te lo quitaré, pero luego no te quejes. Recuerda que me lo pediste tú».

(TOP20M)

Abrir y escuchar la entrada
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad