Libros del autor

5º domingo de Cuaresma (Ciclo B) – Espiritualidad digital

No mientes

¡Qué lenguaje tan misterioso y profético! ¿Quién pudo alcanzar el fondo de aquellas palabras de vida, que parecían contradecir cuanto veían los ojos?

Ahora va a ser juzgado el mundo… «¡Mientes! –pensaban los hombres–. Eres tú quien vas a ser juzgado. Juzgado, condenado, y crucificado. Sufrirás la maldición del madero, y serás tenido por blasfemo e impostor». Pero han pasado ya dos mil años desde entonces, y Cristo sigue siendo juez desde la Cruz. En esto consiste el juicio: en que la luz vino al mundo, y los hombres prefirieron las tinieblas a la luz, porque sus obras eran malas (Jn 3, 19).

Cuando yo sea elevado sobre la tierra, atraeré a todos hacia mí… «¡Mientes! –pensaban los hombres–. Cuando te levantemos, todos huirán de ti. Y los mismos que te aclamaron en Jerusalén pedirán tu muerte. Incluso tus apóstoles, avergonzados, te abandonarán». Pero han pasado ya dos mil años desde entonces, y el Crucifijo sigue llamando a todo hombre que sufre, a todo pecador arrepentido, y a todo amante apasionado de Dios. Ese crucificado sigue rompiendo corazones por millares.

¿Y tú? ¿Piensas como los hombres, o como Dios? ¿Huyes del Crucificado, o lo amas desesperadamente? ¡Anda, díselo!

(TCB05)