Libros de José-Fernando Rey Ballesteros

Jueves de la 22ª semana del Tiempo Ordinario (Ciclo par) – Espiritualidad digital

¿Cuántos peces traes al puerto?

Ojalá quedasen grabadas a fuego, en tu corazón de cristiano seglar, las palabras que Jesús dijo a Pedro: Serás pescador de hombres.

Esa llamada iba también dirigida a ti. Cuando sales de Misa, deberías adentrarte en el mar de este mundo para echar allí las redes de tu alegría y tu amor cristianos; sin miedo al mundo, sin falsas modestias, sin timideces absurdas, con celo ardiente de almas. Y cuando llegaras, al día siguiente, de nuevo al puerto –que es el altar–, ojalá trajeras al Señor peces nuevos, recién salvados de las aguas de la muerte: «Mira, Señor, hoy te traigo a éste y a este otro. Ya los he puesto en manos del estibador –que es el sacerdote– para que los recoja y los limpie con la absolución. Ahora se acercarán para comer contigo». ¡Qué contento se pondrá Jesús si, cada día, llegas a misa con tu pesca para Él!

Aunque, para que esto suceda, es preciso que entiendas que tu trabajo no está en el templo, sino en la calle. Al templo vienes, como el pescador al puerto, a dejar los peces, a reponer fuerzas, y a salir de allí, ilusionado, en busca de una pesca nueva.

(TOP22J)