Lirbos de José-Fernando rey ballesteros

4º Domingo del Tiempo Ordinario (Ciclo B) – Espiritualidad digital

Palabras de muerte y palabras de vida

Recuerdo mis años de Universidad, cuando usaba el Metro por la mañana y por la tarde. Era, entonces, muy normal ver a la gente leyendo libros en el transporte público. Hoy, en el tren –que es ahora mi medio de transporte– apenas ves a nadie con un libro, pero casi todos los viajeros están chateando desde el teléfono.

Es nuestra pobreza. No leemos literatura de calidad, pero estamos saturados de palabras vanas. Entre las páginas web, la televisión y los mensajes de texto, la cantidad de datos que recibimos a diario es inmensa, y su calidad pésima. Todo el mundo quiere decirnos algo; y a casi todos, por desgracia, los mueve un interés personal y buscan algo de nosotros. Mientras la palabra certera y cuidada aporta libertad, la palabra grosera y burda es un instrumento poderoso de manipulación.

¿Qué es esto? Una enseñanza nueva expuesta con autoridad. Cristo no necesita nada de ti. Sólo quiere que seas feliz y santo, porque te ama. Al sacerdote no le pagan más por decirte verdades que duelan; sólo quiere que seas feliz y santo. Ésa es la autoridad de Cristo y de la Iglesia.

Deberías elegir muy bien a qué palabras prestas atención.

(TOB04)

Abrir y escuchar la entrada
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad