Evangelio 2022

4 de enero – Espiritualidad digital

Donde vivas viviré

¡Es todo tan sencillo en Navidad! La teología nos proporciona las grandes palabras, los conceptos cargados de sentido, y nos anuncia que el Hijo de Dios se ha encarnado para redimirnos. Preguntamos al teólogo qué es la redención, y él nos explica la condición pecadora del hombre, la ineficacia de los sacrificios antiguos, y el poder del sacrificio redentor del Calvario. Y todo lo que nos dice el teólogo son verdades bien fundadas.

Pero si un niño me pregunta para qué ha venido el Niño Jesús a la tierra, le respondo: Ha venido para vivir contigo. ¿Tú quieres vivir con Él?

Les pregunta: «¿Qué buscáis?» Ellos le contestaron: «Rabí (que significa Maestro), ¿dónde vives?». En estos días de Navidad, en los que todo es tan sencillo, este diálogo de Juan con el Maestro es inexcusable. Y cuando el cristiano, el niño, le pregunta a Jesús: «¿dónde vives?», la respuesta que brota del pesebre es: «Con María y José, en Nazaret».

Fueron, vieron dónde vivía y se quedaron con él aquel día. Abramos los ojos, contemplemos el Hogar de Nazaret, y quedémonos allí. ¿Por qué crecer? Seamos niños, no nos separemos de esa Sagrada Familia. No nos apetece salir de casa.

(0401)

“Misterios de Navidad

“Evangelio 2022

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad