Evangelio 2020

32º Domingo del Tiempo Ordinario (Ciclo C) – Espiritualidad digital

Sudokus

Los sudokus con que los saduceos, en tiempos de Jesucristo, pasaban el rato, no se formaban con números, sino con dilemas morales. Tan entretenidos les resultaban, que quisieron comprometer al Señor con un sudoku de nivel 5:

Moisés nos dejó escrito: “Si a uno se le muere su hermano, dejando mujer, pero sin hijos, que tome la mujer como esposa y dé descendencia a su hermano”. Pues bien, había siete hermanos; el primero se casó y murió sin hijos. El segundo y el tercero se casaron con ella, y así los siete, y murieron todos sin dejar hijos. Por último, también murió la mujer. Cuando llegue la resurrección, ¿de cuál de ellos será la mujer?

Jesús tomó el sudoku y lo rasgó. En este mundo los hombres se casan. Pero los que sean juzgados dignos de tomar parte en el mundo futuro no se casarán, pues ya no pueden morir.

No habéis entendido nada. El mundo futuro no es una prolongación infinita de esta vida. ¡Menudo aburrimiento, si así fuera! El matrimonio es vínculo que une a caminantes, pero, allí, el camino ya estará completado. Quedarán la verdad, la vida, el Amor, el gozo. la quietud… Y no habrá sudokus.

(TOC32)