¿Quieres ir a Él?

Jesús te está llamando desde la Cruz. Su voz se deja oír a dos semanas de distancia. Dentro de dos jueves, será Jueves Santo.

Si yo doy testimonio de mí mismo, mi testimonio no es verdadero. Hay otro que da testimonio de mí, y sé que es verdadero el testimonio que da de mí. La controversia entre Cristo y los judíos está plagada de acusaciones mutuas. Pero, mientras los fariseos cubrieron al Señor de calumnias, las acusaciones que Jesús vertió sobre ellos eran verdaderas y terribles:

Estudiáis las Escrituras pensando encontrar en ellas vida eterna; pues ellas están dando testimonio de mí, ¡y no queréis venir a mí para tener vida!

¿Y tú? ¿Quieres? Jesús te llama. ¿Quieres ir a Él? Si me preguntas cómo, te responderé, con san Agustín, que el camino para ir a Él es Él mismo. Pero, si prefieres, te lo concreto aún más:

Medita, durante estas dos semanas, la Pasión del Señor. Y, conforme la meditas, procura imitar lo que ves en Él: su paciencia, su mansedumbre, su misericordia, su perdón, su obediencia, su entrega… Así, cuando llegue el triduo pascual, te encontrarás allí, en primera fila, con María y con Juan. Y tendrás vida.

(TC04J)

(HOMILÍA EN AUDIO PARA QUIENES NO PUEDEN ASISTIR A MISA HOY) (Pulsar en el enlace con el botón derecho para descargarla)

 

MÁS MATERIAL PARA REZAR EN CASA DURANTE LA CUARENTENA:

(MEDITACIÓN DE 30 MINS.) (Pulsar en el enlace con el botón derecho para descargarla)