Mi app del tiempo favorita

«Mañanita de niebla, tarde de paseo»… Era la app del tiempo de nuestros abuelos. Miraban el horizonte, y predecían el pronóstico de las próximas doce horas. Hoy, miramos el teléfono móvil, y ya tenemos pronóstico para los próximos diez días. Así, un lunes cualquiera, puedes saber si te compensa reservar hotel en la playa para el fin de semana.

Cuando veis subir una nube por el poniente, decís enseguida: «Va a caer un aguacero», y así sucede. Hipócritas: sabéis interpretar el aspecto de la tierra y del cielo, pues ¿cómo no sabéis interpretar el tiempo presente?

 Si fuéramos tan previsores para la vida eterna como lo somos para el tiempo, nos ahorraríamos muchos disgustos. No hay app para esa predicción mejor que la oración.

Te han humillado, y estás triste. Pero rezas, y en tu tristeza aparece un crucifijo. Luce el sol, no temas.

Te han diagnosticado una grave enfermedad. Temes a la muerte. Pero rezas, y la luz del Paraíso se te muestra al otro lado. Ya no temes.

La vida se te pone «cuesta arriba». Estás a punto de rendirte. Pero rezas, y ves el sol radiante que te espera en la cima. Ahora te sientes con fuerzas.

(TOI29V)