El Señor te necesita

Adivina adivinanza: ¿Qué frase se repite dos veces en el evangelio que escucharás hoy antes de la procesión de Ramos? Solución:

«Si alguien os pregunta: “¿Por qué lo desatáis?”, le diréis así: “El Señor lo necesita”». Y, más adelante: Los dueños les dijeron: «¿Por qué desatáis el pollino?». Ellos respondieron: «El Señor lo necesita».

Dios no necesita nada. Pero Cristo, Dios hecho hombre, ha querido hacerse pura necesidad, como nosotros. Y necesitó la leche de su madre para crecer, y los cuidados de José para sobrevivir, y el agua de la samaritana para beber, y el apoyo de un pollino para entrar en Jerusalén.

Y, en estos días, te necesita a ti. Sí, a ti, que ya estabas pensando en pasar una semana en la playa haciendo surf. Y a ti, que has decidido pasar la Semana Santa pendiente de Cristo. A los dos os necesita Jesús, porque va a pasar por las horas de mayor soledad y tristeza por las que ningún hombre ha pasado jamás. Y necesita compañía, consuelo, cariño y desagravio.

Lo que no necesitaba Jesús eran nuestros pecados. Y nosotros, sin embargo, se los dimos. Démosle, en estos días, nuestro consuelo, porque Jesús, realmente, lo necesita.

(DRAMOSC)