El miedo a la luz del pecador

¿Conoces la diferencia entre remordimiento, arrepentimiento y contrición? El remordimiento es la desazón que queda en el alma cuando la conciencia te recuerda que has pecado. El arrepentimiento es la tristeza de quien desearía no haber pecado. Y la contrición es dolor de amor por haber ofendido a Dios.

Hablemos de Judas. Tras entregar al Señor, fue acosado por el remordimiento. No sabemos si se arrepintió, si deseó no haber hecho lo que hizo. Pero no nos consta que tuviera contrición; si su dolor hubiera procedido del amor, en lugar de alejarse y darse muerte, se hubiera acercado a pedir perdón. O quizá no creyó que Jesús pudiera perdonarlo.

Pues todo el que obra mal detesta la luz, y no se acerca a la luz, para no verse acusado por sus obras. Fue el gran error de Judas, y de tantos otros. Dios no envió a su Hijo al mundo para juzgar al mundo, sino para que el mundo se salve por él. Es urgente gritar a quienes viven en pecado que no deben tener miedo a acercarse a Dios; que no serán condenados, sino perdonados. Podemos salvar muchas vidas en Pascua pregonando a los hombres la misericordia de Dios.

(TP02X)