La Resurrección del Señor

21 agosto, 2023 – Espiritualidad digital

Mercaderes y enamorados

Es muy interesante el inicio del diálogo entre Jesús y el joven rico, tal como nos lo muestra san Mateo:

– Maestro, ¿qué tengo que hacer de bueno para obtener la vida eterna?

– ¿Por qué me preguntas qué es bueno? Uno solo es bueno.

El joven se mueve en el terreno de la moral y del mercado. La moral, porque pregunta por la bondad de determinadas acciones. Pero esas acciones se convierten en acciones mercantiles cuando no las busca por sí mismas, sino que desea, con ellas, obtener algo: vida eterna. Jesús le invita a salir de ese escenario y a desplazarse a su terreno, el del amor. Allí, el centro no lo ocupa la moral; no se trata de hacer algo bueno, sino de conocer y amar al Bueno, Cristo.

Si lo que deseas es obtener algo, es lógico que te preguntes por el precio. Pero si amas a alguien, lo entregarás todo por él. No en vano san Pablo decía: Para mí, la vida es Cristo (Flp 1, 21).

El joven no quiso cambiar de escenario. Pero tú, que amas a Jesús, cuando ores, recuerda que la pregunta principal no es «Jesús, ¿qué debo hacer?», sino «Jesús, ¿quién eres?».

(TOI20L)

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad