La Resurrección del Señor

2 agosto, 2023 – Espiritualidad digital

Los que lo arriesgan todo

Hace años, una joven dijo a sus padres, llena de alegría, que había descubierto la llamada de Dios, y que deseaba responder de inmediato y pasar el resto de sus días en un convento. Sus padres le respondieron: «Espera un poco. Te quedan dos años para terminar la carrera. Termínala primero y así, si después lo del convento sale mal y lo dejas, podrás tener un futuro en el mundo».

Este consejo podrá parecer prudente, pero esa prudencia humana está matando nuestro cristianismo. Fijaos en las dos parábolas de hoy: Tanto quien encuentra el tesoro en el campo como el mercader que encuentra la perla de gran valor hacen lo mismo: Va a vender todo lo que tiene y la compra. No venden una parte, ni la mayoría de sus bienes. Lo venden todo. Lo cual significa que, en adelante, no tendrán más apoyo en su vida que el tesoro encontrado. Si les falla la apuesta, morirán. Nosotros, en cambio, queremos una fe con cinturón de seguridad. Siempre nos gusta guardarnos algo por si nos falla la religión. Y así nos va… nos estamos quedando sin sacerdotes en Occidente.

Peor será si nos quedamos sin santos. Deberíamos quitarnos el cinturón.

(TOI17X)

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad