Tú, pecador

10 noviembre, 2022 – Espiritualidad digital

Luminarias en la noche

Vivimos en la noche que precede al día. El día estallará, de repente, cuando Cristo vuelva sobre las nubes. Pero, antes de que eso suceda…

Primero es necesario que padezca mucho y sea reprobado por esta generación.

La Pasión del Señor aún no está completada, hasta que se consume en los miembros el sacrificio de la Cabeza. Completo en mi carne lo que falta a los padecimientos de Cristo (Col 1, 24), decía san Pablo. Lo mismo debe suceder en nosotros.

Aunque en nuestras almas en gracia se celebre ya la gloria del domingo, la Historia vive aún en Sábado Santo. Enciendes el televisor, te conectas a Internet, lees la prensa, consultas las redes sociales… y parece que Dios no existe, que el mal gana la partida.

Vendrán días en que desearéis ver un solo día del Hijo del hombre, y no lo veréis. No es tiempo de ver, la noche es cerrada. Es tiempo de creer. Muchos se preguntan: «¿Dónde está Dios?». Y la respuesta deben hallarla en la sonrisa del creyente. Los ojos encendidos de los cristianos deben ser luminarias en la noche. Aunque, para que así sea, es preciso que tú y yo nos llenemos de Cristo.

(TOP32J)

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad