Evangelio 2022

23 septiembre, 2022 – Espiritualidad digital

El Mesías de Dios

En español, son sólo cuatro palabras. Salieron de la boca de Pedro, y a Jesús le conmovieron las entrañas: – Y vosotros, ¿quién decís que soy yo? – El Mesías de Dios.

Podríamos preguntarle a Pedro qué significan esas cuatro palabras, pero quizás no hubiera sabido responder. No fueron la carne ni la sangre quienes se las revelaron, sino el Padre que está en los cielos. Sólo desde el Espíritu podemos asomarnos al abismo que se abre tras esas cuatro palabras: El Mesías de Dios.

A causa del pecado, el hombre está atrapado, como un pez en la red, en una línea: la que va desde la cuna hasta la tumba. Y llegado al final de la línea, tras estrellarse contra el muro de la muerte, la misma fuerza que en vida lo impulsa al pecado lo arrastrará al Infierno.

El Hijo del hombre tiene que padecer mucho… En la Cruz, Cristo se levanta, majestuoso, sobre esa línea, y se ofrece como escalera para que el hombre, libre del pecado y de la muerte, habite la eternidad. El Mesías de Dios es el que, en la Cruz, ofrece la salvación al pecador.

Es viernes. Mira esa escalera. Asciende por ella. Déjate salvar.

(TOP25V)

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad