Evangelio 2022

8 junio, 2022 – Espiritualidad digital

El Sermón de la alegría

El Sermón de la Montaña es, también, el sermón de la alegría. ¡Cómo no va a serlo, si comienza con las bienaventuranzas!

No creáis que he venido a abolir la Ley y los Profetas: no he venido a abolir, sino a dar plenitud. Si la Ley era el mandato cariñoso de un Padre, el amor es el gozo de un hijo que entrega su vida porque quiere y porque ama. Los hombres tienen que ver que nuestro cristianismo nos hace disfrutar de la vida y padecer con paz en las tribulaciones.

Tú tienes pensado asistir el domingo a misa por la tarde, y después de comer un amigo te invita al fútbol. Si le respondes: «¡Qué rabia! Me encantaría acompañarte, pero no he ido a misa todavía y tengo que ir esta tarde», tu amigo va a pensar que tu cristianismo es una forma de amargarte la tarde del domingo. Pero si le dices: «Gracias por la invitación, pero esta tarde prefiero ir a misa», tu amigo, que sabe que el fútbol te encanta, pensará que has encontrado en la Misa algo aún mejor que el fútbol. Y quizá, asombrado por la alegría con que has renunciado al partido, recapacite.

(TOP10X)

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad