Evangelio 2022

26 mayo, 2022 – Espiritualidad digital

¿Qué hacemos con los ojos?

Hace tiempo que, en España, no es éste uno de los tres jueves que «relucen más que el sol». Cosas de la conciliación.

Si no hubiéramos tenido que conciliar, hoy celebraríamos la Ascensión. Y leeríamos, en la Liturgia de las Horas, ese precioso poema de fray Luis de León: «¿Qué mirarán los ojos que vieron de tu rostro la hermosura que no les sea enojos? Quien gustó tu dulzura, ¿qué no tendrá por llanto y amargura?». El poeta se introduce en la piel de los apóstoles, desolados por la marcha del Señor, y viene a decir en su gemido: «Después de haber visto tu belleza, ¿adónde miraremos ahora, si ya todo nos decepciona?».

Dentro de poco ya no me veréis, pero dentro de otro poco me volveréis a ver. Y nosotros, Jesús, que nunca te hemos visto, ¿adónde miramos, hasta que vuelvas?

Para empezar, a la carretera, no vayas a tener un accidente. Y a la tele, si la serie es buena. Pero no dejes que tus ojos se queden enganchados en criatura alguna… Cuélgalos de la Hostia, de la Escritura y del Crucifijo. Allí estarán bien guardados hasta que pase este «poco» que a nosotros se nos hace eterno.

(TP06J)

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad