Evangelio 2022

17 enero, 2022 – Espiritualidad digital

Somos unos vividores

Entiendo que los fariseos y, sobre todo, los discípulos de Juan se pusieran nerviosos al ver comer y beber a los apóstoles: Los discípulos de Juan y los discípulos de los fariseos ayunan. ¿Por qué los tuyos no?

Juan ayunaba, y enseñó a sus discípulos a ayunar. También los fariseos ayunaban conforme a la Ley. Pero Juan ayunaba en espera del Mesías, y también la Ley era una preparación para los tiempos del Salvador. Ahora el Cristo estaba entre los hombres: ¿Es que pueden ayunar los amigos del esposo, mientras el esposo está con ellos?

Los cristianos ayunamos, pero también festejamos. Y, si nos preguntan qué nos gusta más, respondemos sin dudarlo: comer y beber. No me refiero ahora al gusto carnal; un cuerpo sano siempre gusta de comer y beber. Me refiero al espíritu: nuestro espíritu disfruta mucho más comiendo y bebiendo que ayunando, porque ayuna esperando al Señor, y come y bebe festejando su presencia.

Ayunamos una hora antes de comulgar; no descuidéis nunca el ayuno eucarístico. Pero, durante la Misa, comemos y bebemos: devoramos la Palabra, nos saciamos en la Eucaristía, y bebemos el vino nuevo del Espíritu. ¡Menudo atracón!

Somos unos vividores. Y a mucha honra.

(TOP02L)

“Evangelio 2022

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad