Evangelio 2022

23 diciembre, 2021 – Espiritualidad digital

El gordo cayó en Judea

Ayer se celebró en España el sorteo de la lotería de Navidad. Y los telediarios volvieron a llenarse de gente extraña que descorcha botellas de cava en plena calle, pone las aceras perdidas de espuma, y grita desaforada sin ningún recato. Todo el mundo les dice lo mismo: «¡Enhorabuena! ¡Felicidades!»… Aunque sólo es dinero.

Se enteraron sus vecinos y parientes de que el Señor le había hecho una gran misericordia, y se alegraban con ella. Entiendo mucho mejor que las gentes felicitaran a Isabel. El motivo no era que una bola salida de un bombo la hubiera hecho millonaria, sino que el Señor le había hecho una gran misericordia. Y ella no necesitaba poner perdidas de cava las calles de Judea, porque sus propios ojos burbujeaban de alegría.

Ojalá fuera tal tu alegría, en estos días previos a la Navidad, que quienes te viesen dijeran: «A éste le ha tocado la lotería». Porque también a ti te ha hecho el Señor una gran misericordia. Te ha escogido para que seas templo suyo, te ha destinado a ser su belén en esta Nochebuena, te ha llamado para que estés en primera fila ante el misterio de su Nacimiento. ¡Que se note!

(2312)

“Misterios de Navidad

“Evangelio 2022

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad