Evangelio 2022

2 diciembre, 2021 – Espiritualidad digital

Por lo demás, todo bien

Hace apenas unos días, una persona me contaba toda una sucesión de catástrofes. Había de todo: problemas familiares, de salud, laborales, económicos, afectivos… No se inventaba nada; ni siquiera exageraba. Es que, en ocasiones, parece que todos los vientos de la caja de Pandora la toman con uno y, en esta ocasión, la habían tomado con ella. Y, cuando terminó de exponerme aquella sucesión de desgracias, me miró y me dijo: «Por lo demás, todo muy bien». No era una frase irónica; era cierto. Cuando una persona está asentada en Dios, ese «lo demás» es muy importante; lo es todo.

Cayó la lluvia, se desbordaron los ríos, soplaron los vientos y descargaron contra la casa; pero no se hundió, porque estaba cimentada sobre roca. Para quien apoya su vida en sus propios planes y sus expectativas, las contrariedades son eso, contrariedades, y un buen número de ellas en conjunción de tormenta perfecta lo acabarán tumbando. Pero para quien apoya su vida en Dios, las contrariedades son acontecimientos de los que Dios se sirve para purificarnos. Un alma así, ante las desgracias, sufre pero no teme. Su ánimo está firme y mantiene la paz, porque confía en ti (Is 26, 3).

(TA01J)

“Misterios de Navidad

Abrir y escuchar la entrada
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad