Misterios de Navidad

8 noviembre, 2021 – Espiritualidad digital

Moreras y almas

Le pedían los apóstoles al Señor: Auméntanos la fe. ¿Cuántas veces se lo has pedido tú? ¡Cuántas veces se lo he pedido yo!

Y, con todo, pedir auméntanos la fe ya es tener fe. Quien se lo pide a Jesús está suponiendo que el Señor es capaz de un milagro que sólo Dios puede obrar. Eso es fe. Y, si ya tienes fe, ¿por qué quieres más?

El Señor dijo: «Si tuvierais fe como un granito de mostaza, diríais a esa morera: “Arráncate de raíz y plántate en el mar”, y os obedecería».

Hablo por mí: Personalmente, no tengo necesidad de mover una morera y plantarla en el mar. Pero necesito arrancar mi alma de raíz, desprenderla de todas las ataduras que la encadenan a este mundo, y plantarla en el mar del cielo. Para eso quiero que el Señor me aumente la fe. Para no depender más que de Él.

¿Y tú? Mira que es fácil echar raíces en tierra. Y, aunque tus hojas miran al cielo, tu alimento son criaturas que vienen y pasan. Si tuvieras las raíces en el cielo, tu alimento sería Dios, y este mundo sólo podría cortarte las ramas. Pero ésas vuelven a crecer.

(TOP32L)

Abrir y escuchar la entrada
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad