Misterios de Navidad

29 septiembre, 2021 – Espiritualidad digital

Arcángeles y teléfonos rojos

Aunque suene a compañía de seguros, en la vida espiritual es el nombre de un peligro muy tentador: la línea directa. También puede sonar a película: teléfono rojo.

Es la tentación que, a través de Lutero, desgarró en dos a la Iglesia: una relación con Dios sin intermediarios. Una vez descolgado el teléfono rojo, el mensaje recibido vendría directamente del Cielo, y nadie en la tierra, ni el propio Papa, podrá ponerlo en duda. «¡Lo he visto claramente!», te dicen tras soltarte la mayor majadería. Como para echarse a temblar.

Claro; si a Dios le gustase la línea directa, sobrarían santos, ángeles, papas, sacerdotes… y padres de familia. ¿No podrá Dios educar a vuestros hijos mejor que vosotros?

Pero a Dios le gusta repartir juego. Y se sirve de sus criaturas para instruirnos y protegernos. Por eso, en el día de hoy, te aconsejaré que camines con escolta: invoca a Miguel para librarte de las asechanzas del Diablo; a Gabriel para que te acerque el designio de Dios sobre ti; y a Rafael para que te guarde en tus caminos. No es que Dios no quiera protegerte; es que les ha encargado a ellos que te cuiden. Porque te ama.

(2909)

Abrir y escuchar la entrada
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad