Lirbos de José-Fernando rey ballesteros

2 septiembre, 2021 – Espiritualidad digital

Cerveza y vida contemplativa

Existe un arte en el que, guiado por las inspiraciones del Espíritu y por los consejos del director espiritual, deberías ser experto: el de estar en el mundo sin mundanizarte. Un seglar encerrado en una «burbuja católica» no puede anunciar a Jesucristo. Pero un seglar mundanizado es el peor apóstol, porque su vida desmiente sus palabras.

Entonces, ¿cómo participar en una conversación sin criticar a nadie? ¿cómo asistir a una cena de trabajo sin abusar de la comida y la bebida? ¿cómo sentarse ante el televisor sin descuidar la vista?

Subiendo a una de las barcas, que era la de Simón, le pidió que la apartara un poco de tierra. Y, después: Rema mar adentro, y echad vuestras redes.

Aquí tienes el secreto: Mientras participas en todas esas actividades propias de quien está en el mundo, recógete en tu interior, retira el corazón (no los labios) del vaso de cerveza y guárdalo en el Dios que habita en lo profundo de tu alma. Se puede estar recogido en oración silenciosa mientras se conversa, se come o se bebe. Y, cuando se está así, todo se hace con alegría y sobriedad. En lugar de mundanizarte tú, cristianizarás el ambiente donde estés.

(TOI22J)

Abrir y escuchar la entrada
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad