Lirbos de José-Fernando rey ballesteros

31 agosto, 2021 – Espiritualidad digital

¿Qué clase de palabra es ésta?

La pregunta que se hicieron los habitantes de Cafarnaúm me la hago yo –y, quizás, también tú– todos los días: ¿Qué clase de palabra es ésta?

Frente a tantas palabras inútiles que escuchamos a lo largo del día, frente a tanto ruido hueco que no es palabra, sino palabrería, las palabras del Señor son un torrente de vida. Con razón le dijo Simón: Tú tienes palabras de vida eterna (Jn 6, 68).

Se te acerca una persona, abre los labios y no los cierra en media hora. Y, al cabo de media hora, descubres que no te ha dicho nada. Sin embargo, una sola palabra de Jesús puede llenar el espíritu, el corazón, los afectos, la mente y alcanzar hasta el hondón del alma para no marcharse de allí. Un solo versículo del evangelio puede bastar para horas de oración.

Te lo he aconsejado muchas veces, y hoy repetiré el consejo: memoriza las palabras del Señor. Lee el Evangelio a primera hora de la mañana, y guarda en tu memoria, aunque sea, una sola frase. Medítala, repítetela por dentro muchas veces al día, saboréala… Se te llenará el alma de luz. Y te preguntarás: ¿Qué clase de palabra es ésta?

(TOI22M)

Abrir y escuchar la entrada
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad