Lirbos de José-Fernando rey ballesteros

13 agosto, 2021 – Espiritualidad digital

Una frase muy comprometedora

matrimonio cristianoCuando los fariseos preguntan a Jesús acerca del repudio de la mujer, Jesús los lleva de visita al Paraíso, al «principio», a ese primer momento de la creación, cuando todavía el pecado no había hecho mella en los corazones de Adán y Eva:

¿No habéis leído que el Creador, en el principio, los creó hombre y mujer, y dijo: «Por eso dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán los dos una sola carne»?

Por eso vosotros, el día de vuestra boda, pronunciasteis una frase que os hizo temblar: «Me entrego a ti». Deberíais meditarla cada mañana, aunque hayan pasado cincuenta años.

«Me entrego a ti» significa que aquel día perdiste tu vida, porque la entregaste; que ya no eres dueño de tu tiempo, ni de tu corazón, ni de tu cuerpo, ni tan siquiera de tu propio rostro. Todo lo tuyo le pertenece a tu cónyuge, y lo suyo te pertenece a ti. Eso no quiere decir que tu cónyuge tenga el poder de dominarte; ni tú el de dominarle a él. Eso quiere decir que tienes el deber de entregarlo todo, y de hacerlo libremente… incluso cuando cuesta.

(TOI19V)

Abrir y escuchar la entrada
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad