Lirbos de José-Fernando rey ballesteros

27 mayo, 2021 – Espiritualidad digital

Los sacerdotes

sacerdoteHoy celebramos, en España, la fiesta de Jesucristo, sumo y eterno sacerdote. Es jornada de oración por los presbíteros. Gracias a ellos, se perpetúa cada día, en el altar, el sacrificio de Cristo: Tomad, esto es mi cuerpo… Esta es mi sangre de la alianza

Sé que amáis a los sacerdotes. Pero dejadme deciros, a los laicos, que no sabéis realmente lo que tenéis con ellos. Es preciso ser sacerdote, y tratar a los hermanos sacerdotes, para enamorarse locamente de este ministerio. Hay detalles heroicos de su entrega que no se perciben desde donde vosotros estáis, sólo los percibimos los hermanos. ¡Cuántas renuncias, cuántas soledades, cuántos desvelos por atender a la grey!

Desde que soy sacerdote, amo mucho más a los sacerdotes. Muchas veces, ante gestos de abnegación que no se ven el mundo, y que los sacerdotes realizan con enorme alegría, me digo: «De esto no se entera nadie, sólo se lo pagarán en el Cielo».

¿Le habéis dado alguna vez las gracias a vuestro párroco por haber entregado su vida para que vosotros podáis comulgar, confesar, y bautizar a vuestros hijos? De lo que estoy seguro es de que él nunca os ha pedido que se las deis.

(XTOSESB)

Abrir y escuchar la entrada
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad