Lirbos de José-Fernando rey ballesteros

26 mayo, 2021 – Espiritualidad digital

Escucha selectiva

Cuando se leen los evangelios, se tiene la sensación de que los apóstoles padecían una especie de bloqueo selectivo en algún lugar recóndito del cerebro que les impedía escuchar cuando Jesús pronosticaba su Pasión.

El Hijo del hombre va a ser entregado a los sumos sacerdotes y a los escribas; lo condenarán a muerte, se burlarán de él, le escupirán, lo azotarán y lo matarán. E, inmediatamente: Concédenos sentarnos en tu gloria uno a tu derecha y otro a tu izquierda. ¡Hombre! Acabáis de escuchar que Jesús va a ser azotado y escupido, ¿y os acercáis pidiendo privilegios de cortesanos?

No seamos duros con ellos. Dos mil años después, ese bloqueo selectivo nos sigue afectando. Hemos visto cientos de cruces, y, en el fondo de nosotros, algo nos sigue diciendo que, por ser cristianos, deberíamos sufrir menos. Por eso nos escandalizamos cuando llega la contrariedad.

¿Podéis beber el cáliz que yo he de beber? No. No podemos. ¡Si a tan durísimas penas pudiste Tú! Pero, Jesús, únenos a Ti de tal forma que bebamos lo que Tú bebas, padezcamos lo que Tú padezcas, reinemos cuando Tú reines, y no nos bloquee otro miedo que el de separarnos de Ti. Amén.

(TOI08X)

Abrir y escuchar la entrada
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad