Lirbos de José-Fernando rey ballesteros

23 mayo, 2021 – Espiritualidad digital

Es porque Tú moras en mí

«Agua con tierra amasada, consigo la lleva el viento. Si algo soy no siendo nada, es porque Tú moras en mí».

Estas palabras estaban escritas, a pluma, en una estampa amarillenta con el rostro del Señor dibujado a carboncillo. En un dormitorio de la casa en que crecí, reposaba apoyada en una lámpara de mesa. Me parece estarla viendo ahora. Cada vez que pasaba por allí, leía esos versos y me los repetía.

Creedme: Cuando, tras la muerte de mi madre, vendimos aquella casa, pedí que me entregasen esa estampa, y la estampa no estaba. Ninguno de mis hermanos la recuerda. Mi padre tampoco. No logro explicármelo.

Pero esa estampa la llevo dentro. «Si algo soy no siendo nada, es porque tú moras en mí». He tecleado esas palabras en Google, y nadie las conoce. Pero, a partir de ahora, aparecerán.

Recibid el Espíritu Santo. El Espíritu Santo es Dios que mora en ti. Tú y yo no somos nada, somos barro, «agua con tierra amasada». Pero si Dios ha elegido ese barro como morada de su gloria, somos templos, somos santos, somos cristos. Llévate la mano al pecho, acaricia tu alma en gracia.

«Es porque Tú moras en mí».

(PENTB)

Abrir y escuchar la entrada
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad