Lirbos de José-Fernando rey ballesteros

15 mayo, 2021 – Espiritualidad digital

Oscuras claridades

Quizá no sea una de las mejores películas de la Historia (no lo es), pero la interpretación de Anthony Quinn en «Barrabás» (Richard Fleischer, 1961) es portentosa. «Dios debería hablar más claro» –se quejaba Barrabás, asediado por las dudas sobre la fe– «o dejarme en paz». Pero ese «hablar más claro» del Barrabás de Fleischer sabemos bien lo que significaba: hubiera deseado que Cristo resucitado apareciese ante sus ojos, le dijera con palabras humanas su mensaje, y después, tocándolo, le diera fuerzas para cumplir la misión. En definitiva: Tomás. ¿Quién no ha deseado ver y tocar? Aunque, si hubiéramos visto y tocado, ¿qué tendríamos ahora, sino un recuerdo? ¿Basta un recuerdo para sostener la vida?

Viene la hora en que ya no hablaré en comparaciones, sino que os hablaré del Padre claramente. El claramente del Señor va referido a otra claridad. Es la claridad del Espíritu, que imprime en el alma la noticia del Amor divino. Los ojos siguen ciegos, y las manos sedientas, pero el corazón se llena de una luz sombría, o de una sombra luminosa que es más fuerte que el sol. No lo sé decir mejor, pero esa oscuridad clarísima no es un recuerdo. Es Verdad.

(TP06S)

Abrir y escuchar la entrada
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad