Lirbos de José-Fernando rey ballesteros

13 mayo, 2021 – Espiritualidad digital

Caribdis, Escila y tú

Que la virtud está en el medio ya lo decían los griegos hace unos cuantos siglos. Y en el medio está el lugar del cristiano: en el mundo sin ser del mundo.

Por seguir con los griegos, llamemos a los extremos Caribdis y Escila.

Caribdis es el miedo al mundo que puede llevar al seglar a encerrarse en «ambientes cristianos», piadosas burbujas donde el mundo no lo contamine, pero desde donde no puede anunciar el Evangelio a quienes no creen.

Escila es el espíritu frívolo que lleva al cristiano a mundanizarse. Por no ser diferente, se llena de mundo por dentro, y participa en todos los pecados con los que el mundo ofende a Dios.

Vosotros lloraréis y os lamentaréis, mientras el mundo estará alegre; vosotros estaréis tristes, pero vuestra tristeza se convertirá en alegría. El cristiano está en el mundo, y ama a quienes allí viven. Pero es ciudadano del Cielo. Sus tristezas y alegrías son distintas de las de los hombres. Porque al cristiano le entristece el pecado y le alegra Cristo, mientras al mundo le alegra el pecado y le asusta Cristo.

Si un día me alegra más el chismorreo que la misa, tendré que convertirme urgentemente.

(TP06J)

Abrir y escuchar en varios idiomas
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad