Misterios de Navidad

29 marzo, 2021 – Espiritualidad digital

Te está pidiendo cariño

Sé que es difícil pensar en un Dios necesitado. Los necesitados –decimos– somos nosotros, y por eso acudimos a Dios, que es la riqueza suma, la omnipotencia y el Amor eterno: para que nos socorra y sacie nuestra hambre de pan y de consuelo.

Pero así no podemos participar en la Semana Santa. El Dios que se hizo carne quiso someterse a nuestra misma pobreza y pasar necesidad. En Semana Santa, el necesitado, el enfermo y el menesteroso es Él. Y –no te sorprendas– nos pide socorro.

Verás al Señor, en esos últimos días, muy necesitado de cariño humano. Cuando María unge sus pies, Jesús se deja consolar y valora el gesto de esa santa mujer: Déjala; lo tenía guardado para el día de mi sepultura.

Así va a ser durante toda esta semana: Jesús te está pidiendo cariño, quiere compañía, busca cireneos que se arrimen a Él, verónicas que enjuguen su rostro, marías y juanes que le consuelen al pie de la Cruz.

Anda, despierta, que Dios encarnado te necesita. ¿Qué harás para darle cariño, puesto que tanto Amor has recibido de Él? Visita el sagrario, mira al Crucifijo, dile lo que más le gusta oír: «¡Jesús, soy tuyo!»

(LSTO)

Abrir y escuchar la entrada
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad