Lirbos de José-Fernando rey ballesteros

26 marzo, 2021 – Espiritualidad digital

Verdades como puños

¡Cuánto me gustaría, para mí y para ti, que la gente pudiese decir de nosotros lo que dijeron aquellos judíos de Juan Bautista!:

Juan no hizo ningún signo; pero todo lo que Juan dijo de éste era verdad.

Yo no hago milagros; ni convierto el agua en vino, ni devuelvo la vista a los ciegos, ni multiplico los panes… ni falta que hace. Lo que, por la misericordia de Dios, hago son obras mayores: convierto el pan en el Cuerpo de Cristo; perdono, en su nombre, los pecados; llevo vida, por el Bautismo, a las almas muertas… pero nada de eso lo ven los ojos; por tanto, quien busque pirotecnia sobrenatural será mejor que pregunte a otro.

Predico el evangelio. Y todo lo que digo sobre Cristo es verdad. Lo sé, porque nada he inventado: recojo el testimonio de la Iglesia y lo transmito. Y, si estuviera a la altura de lo que predico, debería dejarme matar por defender que todo eso es verdad.

Aunque cometiera pecados terribles, aunque las gentes se escandalizaran de mí, esas mismas gentes también deberían estar a la altura y proclamar: «Éste es un idiota; pero todo lo que ha dicho sobre Cristo es verdad».

(TC05V)

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad