Libros de José-Fernando Rey Ballesteros

18 noviembre, 2020 – Espiritualidad digital

En tierra hostil

La parábola de las minas, relatada por san Lucas, aunque es semejante a la parábola de los talentos que leemos en san Mateo, añade datos que la hacen singular.

Sus conciudadanos lo aborrecían y enviaron tras de él una embajada diciendo: «No queremos que este llegue a reinar sobre nosotros». El rey, cuando recibe la embajada, calla; espera al momento de su vuelta para sofocar el motín.

Entre tanto, los rebeldes irían ganando terreno, y los encargados de negociar tuvieron que hacerlo en un ambiente hostil, puesto que eran siervos de un señor muy odiado. No tuvo que ser fácil hacer producir el dinero entre una población de enemigos. Seguramente, estarían deseando que su señor volviese para hacer justicia. Y, cuando volvió, todo quedó compensado, excepto para aquel siervo malo que escondió su mina en el pañuelo.

Debemos ser santos en un ambiente hostil, y buscamos ganar almas para Cristo entre quienes no quieren que reine sobre ellos. En semejante escenario, la santidad pasa, necesariamente, por la cruz. Malo sería que nos conformásemos con encerrarnos a rezar y nos defendiésemos del mundo. Eso supondría guardar la mina en el pañuelo. Nos convertiría en «siervos malos» que rezan. Dios nos libre.

(TOP33X)

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad