Libros de José-Fernando Rey Ballesteros

7 noviembre, 2020 – Espiritualidad digital

La «bolsa» y la Vida

Ha habido santos que le hacían ascos al dinero. Eran religiosos, cuya vocación consistía en el desprecio del mundo. Por eso se comprende que no quisieran tocar ni una moneda. En un seglar, sin embargo, esta actitud sería incomprensible, porque vive en el mundo, y en el mundo no puede uno moverse sin dinero. El dinero es muy útil, y no sólo para comprar melocotones en el supermercado. También puede ayudarte a llegar al Cielo.

Ganaos amigos con el dinero de iniquidad, para que, cuando os falte, os reciban en las moradas eternas. Así te invita Jesús a ennoblecer el «vil metal», empleándolo en obtener la salvación eterna. Si no se te ocurre cómo hacerlo, te sugiero algunas pistas:

Siendo generoso en tus limosnas.

Cumpliendo el 5º mandamiento de la santa madre Iglesia: «Ayudar a la Iglesia en sus necesidades». ¿Tienes una suscripción económica para colaborar con tu parroquia de manera periódica?

Creando puestos de trabajo. Una empresa no tiene por qué ser sólo un medio de lucro. Hay empresas que mejoran el mundo.

Procurando una buena educación, de calidad humana y cristiana, a tus hijos. No hay mejor inversión.

Hay más formas, pero no me caben aquí. Échale imaginación.

(TOP31S)

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad