Libros de José-Fernando Rey Ballesteros

31 octubre, 2020 – Espiritualidad digital

La cátedra de Dios

Es sábado. Y, muy unidos a la Virgen santísima, meditamos en silencio la Pasión y muerte del Señor, que contemplamos ayer. Los sábados deberían ser días marianos y silenciosos.

Cuando te conviden, vete a sentarte en el último puesto, para que, cuando venga el que te convidó, te diga: «Amigo, sube más arriba».

Convidado por el Espíritu, quien clamó durante siglos desde las Escrituras santas, el Hijo de Dios vino al banquete de muerte de este mundo maldito. Quiso nacer pobre, en un establo, rodeado de animales e ignorado del mundo. Pero no tenía bastante. Buscaba el último puesto, y lo encontró en el Gólgota. Injuriado, cubierto de ultrajes, despreciado y azotado, se recostó en la Cruz como si se hubiera sentado en la cátedra de Dios.

Hoy callamos. Guarda silencio la Virgen, y oramos nosotros. La parábola todavía no ha terminado de cumplirse. Por eso, esperamos. El mismo Espíritu que convidó al Señor lo visitará, y le dirá: Amigo, sube más arriba. Y resucitará Cristo, vivificado en el Espíritu (1Pe 3, 18).

Le presentamos a María nuestros deseos: queremos seguir los pasos de Jesús. Él es quien nos convida ahora a su banquete. Y quisiéramos sentarnos a su lado.

(TOP30S)

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad