Libros de José-Fernando Rey Ballesteros

10 septiembre, 2020 – Espiritualidad digital

¿Será verdad que nunca amaste?

«Ya no quiero a mi marido… Ya no quiero a mi mujer». Si ya no quieres a esa persona, es que nunca la quisiste. Porque el amor verdadero es eterno. El amor no pasa nunca (1Cor 3, 8).

Nunca amaste. Amabas lo que recibías de tu cónyuge. Y ahora, cuando dices: «Ya no amo», te refieres a que ya no recibes, o –peor– a que recibes ofensas. No se ha acabado el amor; nunca existió. Lo que se ha terminado es el stock de regalos.

El amor auténtico es el empeño de todo el ser en la búsqueda de la plenitud del ser amado. Quien ama no busca enriquecerse, sino entregarlo todo.

Al que te pegue en una mejilla, preséntale la otra. Sólo desde el amor verdadero, el que no pasa, se puede hacer vida el Sermón de la Montaña. Si Cristo se dejó abofetear y crucificar por mí, fue porque me amaba, y decidió empobrecerse por mí. Con ese amor me sigue amando, y me amará siempre.

Y ahora, Señor, si descubriera yo que mi corazón no es capaz de amar a nadie así… ¿Podrías tú prestarme el tuyo, para que con tu corazón ame a quien me hiere?

(TOP23J)