Libros de José-Fernando Rey Ballesteros

4 agosto, 2020 – Espiritualidad digital

Si las palabras se vieran…

Las palabras se oyen. Sólo en los cómics las palabras se ven, como «bocadillos» que salen de la boca. Pero si, en la vida real, las palabras se vieran…

Veríamos rayos de luz brotar de la boca de los santos. Leéis esto, y pensáis en alabanzas al Creador o en predicaciones fervorosas; pero no sólo cuando el santo habla de Dios brotan luces de sus labios. Un santo te dice «buenos días», y se llena el aire de claridad. Te habla de su vida, te pregunta por la tuya, te invita a una cerveza, y cada palabra suya ilumina tu alma. ¿Por qué? Porque su pensamiento está en Dios, y cuanto dice sale de sus labios perfumado de cielo.

Veríamos, también, torrentes de lodo brotar de la boca de muchos. Quejas, críticas, murmuraciones, mentiras, frivolidades… Todo ese lodo contamina el aire, y mancha cuanto toca. ¿Nunca has sentido, después de escuchar a una persona, que te dejaba con «mal cuerpo»? Ojalá sólo haya sido eso. Reza mientras escuchas, para que no quedes con «mal alma».

¿Comprendes mejor ahora lo que dice el Señor: no mancha al hombre lo que entra por la boca, sino lo que sale de la boca?

(TOP18MA)