Libros de José-Fernando Rey Ballesteros

2 agosto, 2020 – Espiritualidad digital

Si te lo pide Dios…

que nada se desperdicieJamás pienses que, porque te resulte imposible una tarea, eso significa que Dios no te la pida. Yo que tú, pensaría exactamente lo contrario: si Dios te pide «eso», probablemente «eso» es imposible.

Mira a los apóstoles: apenas tienen cinco panes y dos peces, y Jesús, señalando a una multitud de más de cinco mil hombres, les dice: Dadles vosotros de comer.

¿Qué haces cuando Dios te pide lo imposible; cuando apenas puedes, con esfuerzo, ser bueno, y Dios te pide que seas santo; cuando en nada puedes arreglar la vida del hermano que sufre, y Dios te pide que lo redimas; cuando te tambaleas ante la tentación, y Dios te pide virtud heroica?

Lo primero que haces es sentirte nada. Y, después, tienes tres opciones:

1.– Te das la vuelta y te marchas, como el joven rico. No quieres seguir tratando con un Dios que te pide «eso».

2.– Te engañas a ti mismo, y te creas un ídolo, un Dios «a la carta» que no pida tanto, y que se conforme con pedir «posibles».

3.– Traédmelos. Le das el Señor tu nada, tus cinco panes, y te asombras, extasiado, de cómo Dios, con tu nada, redime la Tierra.

(TOA18)