Libros de José-Fernando Rey Ballesteros

26 julio, 2020 – Espiritualidad digital

Lleno de alegría

El evangelio de hoy, en tres palabras: lleno de alegría.

Pongámoslas en su contexto: El reino de los cielos se parece a un tesoro escondido en el campo: el que lo encuentra, lo vuelve a esconder y, lleno de alegría, va a vender todo lo que tiene y compra el campo. Mientras el hombre vende sus posesiones, no lo imaginas llorando. Lo imaginas con prisa y con gozo, deseando deshacerse de todo aquello para poder comprar el campo y recoger el tesoro. Aun no lo tiene, pero ya disfruta mientras piensa en la dicha que se avecina. ¿Sabes cómo se llama eso? Esperanza.

Para alcanzar el tesoro del Cielo, hay que renunciar a todo en esta vida. Algunos sueñan con alcanzarlo sin renuncias, aderezando con devociones una vida burguesa; pero ésos no llegarán. Otros renuncian con tristeza; cuando su fe les pide un sacrificio, lo hacen de mala gana, lamentando su suerte. Esos quizá alcancen la vida eterna, pero habrán perdido la felicidad de la vida temporal.

El santo es una fiesta «con patas». Renuncia a todo, y sonríe, porque ya pregusta en la Tierra el tesoro del Cielo. ¿Sabes cómo se llama eso? Esperanza. La luz de la vida.

(TOA17)