Libros de José-Fernando Rey Ballesteros

1 julio, 2020 – Espiritualidad digital

Mejor desagraviar que criticar

Me decía un compañero, mientras comíamos juntos, que, últimamente, se ha incrementado el número de penitentes que se confiesan de pensar y hablar mal de los políticos. Certifiqué la estadística, aunque me preocupa. ¿Sabemos cómo reaccionar ante los desmanes y pecados ajenos?

Ante los desmanes y pecados, la crítica es una forma de pasarse al «lado oscuro». Y se da la paradoja de que, al criticar a quienes hacen el mal, hacemos nosotros mismos el mal.

La respuesta cristiana es el desagravio. Mejor desagraviar que criticar. Y, para no ponerte en ocasión de volver a caer, en lugar de tomar los ejemplos de las noticias, te los tomaré del Evangelio:

Dos endemoniados salieron a su encuentro. Si el endemoniado está atrapado por los demonios, pídele a Dios la gracia de estar atrapado, «poseído» por Él.

Entonces el pueblo entero salió a donde estaba Jesús y, al verlo, le rogaron que se marchara de su país. Si los descreídos expulsan a Jesús de su lado, dile tú al Señor: «¡Señor, no te separes jamás de mí!».

Ya ves: por el desagravio, procuramos hacer nosotros el bien contrario al mal que vemos. Y, así, hasta los propios demonios nos ayudan a santificarnos.

(TOP13X)

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad