Libros de José-Fernando Rey Ballesteros

26 junio, 2020 – Espiritualidad digital

¿Cómo está tu alma?

Cuando aquel pobre hombre, comido por la lepra, se acercó a Jesús y le dijo: Señor, si quieres, puedes limpiarme, llevaba mucho tiempo recostando en su cama cada noche un cuerpo sucio, que se caía a pedazos, y levantándolo del lecho, a duras penas, cada mañana. Por el día, las gentes huían de él y lo señalaban, lo tenían por pecador y maldito… No podía más. La súplica que presentó al Señor estaba tan llena de dolor, que el corazón misericordioso de nuestro Salvador quedó vencido por la compasión.

No te extrañe que te diga que se puede estar peor de lo que él estaba.

Muchos duermen cada noche con el alma putrefacta, apestada de pecados que llevan años sin confesar. Se levantan por la mañana, asean el cuerpo con cuidado, lo perfuman, y nada les importa seguir conviviendo con las ronchas malolientes de muerte de su espíritu. Salen a la calle, y la gente les sonríe. Si presumen de sus pecados, encuentran quien les aplauda. Si aquel pobre leproso no podía más, ellos pueden. Les basta con no asomarse jamás a su interior.

Veo que te preocupan mucho tu salud y tu apariencia externa. Pero ¿cómo está tu alma?

(TOP12V)