Libros de José-Fernando Rey Ballesteros

25 junio, 2020 – Espiritualidad digital

Sentimentalismo tóxico

En 2016, Theodore Dalrymple escribió «Sentimentalismo tóxico», una auténtica profecía del tiempo en que vivimos. No nos mueve el amor a la verdad, sino el deseo de sentir consuelo. No buscamos lo «verdadero», sino lo «agradable». Somos la generación más manipulable de la Historia. Nuestra voluntad está rendida al sentimiento, y el sentimiento no está bajo nuestro control, sino entregado a quienes lo manipulan con estímulos.

Sucede también en la religiosidad. Queremos «sentir» a Dios, vivir en la permanente caricia afectiva de lo divino. Hemos renegado de las tinieblas del Gólgota, y nos hemos mudado a un Tabor de diseño. Necesitamos música, gestos, besos abrazos… Lo peor que te puede decir un feligrés es «No siento nada». Equivale a decir que ha perdido la fe. Si es que la tuvo.

Se parece a aquel hombre necio que edificó su casa sobre arena. Peor que sobre arena. Edificar la piedad sobre el sentimiento es construir sobre mantequilla. No caigas en semejante error. Edifica sobre la Roca, sobre la Verdad. Tú sabes que Dios te ama. Incluso cuando te sientes solo, sabes que está contigo. Dile, aunque te parezca un grito seco: «¡Creo! ¡Confío!». Y sigue adelante. Serás fiel hasta el final.

(TOP12J)