Evangelio 2020

2 mayo, 2020 – Espiritualidad digital

2 de mayo de 2020: Meditación

(MEDITACIÓN DE 30 MINS. PARA REZAR EN CASA) (Pulsar en el enlace con el botón derecho para descargarla)

(Puede suscribir los audios como podcast añadiendo esta dirección a su agregador de podcasts: https://www.espiritualidaddigital.com/feed/podcast/ )

No sirve para nada

Es muy categórica la frase de Jesús: La carne no sirve para nada. Un entrecot de lomo alto, vuelta y vuelta, sirve para darse un festín… y, después, morirse. Los placeres carnales, como puedan ser la comida, la bebida, el sueño, o el placer asociado a la sexualidad sirven para dar un cierto consuelo a cuerpos y corazones fatigados… y, después, morirse. Todo ello tiene su momento. Pero, pasado ese momento, apenas queda nada, quizá un recuerdo… un recuerdo que, en el mejor de los casos, perdura hasta que mueres.

Por categórica que sea, la frase del Señor es cierta: La carne no sirve para nada. Porque todo eso es nada, en comparación con las delicias a las que Jesús ha dedicado su discurso.

El Espíritu es quien da la vida. Una comunión fervorosa sacia el espíritu, lo llena con los gozos del Amor más grande, y, pasado el tiempo en que el cuerpo de Cristo y el nuestro son uno, permanece en el alma durante toda la vida, y se continúa disfrutando, tras la muerte, eternamente en el cielo. ¡Qué grande será la gloria asociada a miles de comuniones fervorosas!

Comparado con eso, la carne no sirve para nada.

(TP03S)

(HOMILÍA EN AUDIO PARA QUIENES NO PUEDEN ASISTIR A MISA HOY) (Pulsar en el enlace con el botón derecho para descargarla)

(Puede suscribir los audios como podcast añadiendo esta dirección a su agregador de podcasts: https://www.espiritualidaddigital.com/feed/podcast/ )