Evangelio 2020

10 abril, 2020 – Espiritualidad digital

Venid al Paraíso

Se nos muere Dios.

Cierro los ojos, y pienso que todo debería haber sido distinto, que este crimen no se debería haber cometido jamás. La llegada del Verbo Divino, revestido de nuestra misma carne, a este mundo maldito, debería habernos sobrecogido. Sueño con un universo distinto: uno en el que los hombres, ante la visita del Ungido, nos convertimos, lo adoramos, y nos unimos a su obediencia para ser redimidos sólo por el Amor, sin sangre, ni muerte, ni vergüenza. Pero estoy soñando.

Abro los ojos, y veo que un árbol ha crecido en el Monte Calvario. De ese árbol cuelga un fruto divino… Sus ramas nos ofrecen la vida del Hijo de Dios, entregada por nosotros. Lo injuriamos, le escupimos, lo azotamos, lo coronamos de espinas y lo clavamos a una cruz. Todos nuestros pecados recayeron sobre Él. Y Él, desde ese árbol, nos entregó su vida.

Hay, de nuevo, Paraíso en la tierra. Nos acercamos al Gólgota para recuperar el fruto del árbol de la vida. Bebemos de su costado abierto, comemos su cuerpo entregado, y se nos llena el alma de Cielo.

¡Mirad el árbol de la Cruz, donde estuvo clavada la salvación del mundo! ¡Venid, adoradlo!

(VSTO)

(HOMILÍA DE 30 MINS. PARA REZAR EN CASA) (Pulsar en el enlace con el botón derecho para descargarla)