Libros de José-Fernando Rey Ballesteros

abril 2020 – Espiritualidad digital

30 de abril de 2020: Meditación

(MEDITACIÓN DE 30 MINS. PARA REZAR EN CASA) (Pulsar en el enlace con el botón derecho para descargarla)

(Puede suscribir los audios como podcast añadiendo esta dirección a su agregador de podcasts: https://www.espiritualidaddigital.com/feed/podcast/ )

¿Para qué sirves?

De cuando en cuando, todo hombre debería detenerse y reflexionar sobre su vida. «¿Qué hago aquí? ¿Por qué estoy es este mundo? ¿”Para qué sirvo”? ¿A dónde me dirijo?». No es mera filosofía; es darse cuenta de que no puede un hombre llevar su vida en las manos como si fuera una bomba a punto de estallarle en la cara.

El pan que yo daré es mi carne para la vida del mundo. Jesús tiene muy clara su misión: ha venido para entregarle a Dios su vida y al mundo su carne. Es una forma maravillosa de encarar la existencia. Sabe que su vida sirve para algo, y quiere llevar a plenitud esa misión.

¿Qué le vas a dar tú al mundo? ¿Le darás también tu carne, gastando tus fuerzas en provecho de quienes te rodean? ¿Le entregarás al mundo tus labios, empeñados en sembrar por todas partes el nombre de Cristo?

¿O serás de ésos que no pretenden darle nada al mundo, sino tomar del mundo cuanto pueda aprovecharles antes de morirse?

Te sugiero un plan: entrégale a Dios cuanto eres y cuanto tienes, y después deja que Él lo distribuya para provecho del mundo. Sé dócil y obediente.

(TP03J)

(HOMILÍA EN AUDIO PARA QUIENES NO PUEDEN ASISTIR A MISA HOY) (Pulsar en el enlace con el botón derecho para descargarla)

(Puede suscribir los audios como podcast añadiendo esta dirección a su agregador de podcasts: https://www.espiritualidaddigital.com/feed/podcast/ )

29 de abril de 2020: Meditación

(MEDITACIÓN DE 30 MINS. PARA REZAR EN CASA) (Pulsar en el enlace con el botón derecho para descargarla)

(Puede suscribir los audios como podcast añadiendo esta dirección a su agregador de podcasts: https://www.espiritualidaddigital.com/feed/podcast/ )

¿Qué es un santo?

Y, al final, ¿qué es un santo?

Si me pones delante a los mártires, que se dejaron comer por las fieras mientras cantaban himnos, me llenaré de admiración, y me alegraré de su victoria… Pero me siento incapaz de imitarlos.

Si me muestras a los grandes fundadores, que convocaron multitudes, y emprendieron obras que se expandieron por toda la tierra, daré gracias a Dios por sus vidas, y por el fruto de sus trabajos… Pero ojalá pudiese yo influir en quienes tengo a mi alrededor.

Si me hablas de los ayunadores y penitentes, que apenas comían dos días por semana y castigaban su cuerpo con flagelos, purificando pecados propios y ajenos, me reconoceré hijo de sus penitencias y les guardaré gratitud perpetua… Pero me cuesta muchísimo privarme los viernes de la tostada en el desayuno.

Has escondido estas cosas a los sabios y entendidos, y se las has revelado a los pequeños. Pero si un santo es un pobre pecador a quien Dios manifiesta sus secretos mientras él escucha y recibe Amor… Si sólo hace falta ser un niño con los oídos abiertos y el cuerpo dócil para dejarse alzar por su Padre, entonces, ¡Señor, aquí estoy, hazme santo, quiéreme!

(2904)

(HOMILÍA EN AUDIO PARA QUIENES NO PUEDEN ASISTIR A MISA HOY) (Pulsar en el enlace con el botón derecho para descargarla)

(Puede suscribir los audios como podcast añadiendo esta dirección a su agregador de podcasts: https://www.espiritualidaddigital.com/feed/podcast/ )

28 de abril de 2020: Meditación

(MEDITACIÓN DE 30 MINS. PARA REZAR EN CASA) (Pulsar en el enlace con el botón derecho para descargarla)

(Puede suscribir los audios como podcast añadiendo esta dirección a su agregador de podcasts: https://www.espiritualidaddigital.com/feed/podcast/ )

Sólo Dios basta

Quien alimentó a cinco mil hombres hasta que se saciaron promete hoy la saciedad eterna: El que viene a mí no tendrá hambre, y que crea en mí no tendrá sed jamás.

Nos equivocaremos, como se equivocaron aquellos judíos, si entendemos las palabras «hambre» y «sed» como el anhelo de alimento y bebida. En boca de Jesús, aquellas palabras tienen un sentido mucho más radical: van referidas a cualquier deseo que el corazón humano experimenta como apremiante. Existe un hambre de prestigio, una sed de cariño, un hambre de dinero, una sed de poder… Hay personas que comen y beben en abundancia, pero permanecen hambrientos y sedientos. Y existe, finalmente, un hambre de Dios en lo hondo del corazón del hombre; esa hambre no la pueden saciar todas las criaturas juntas.

Cuando el hombre se acerca a Cristo, y se abraza fuertemente a Él por la fe y la caridad, poco a poco va experimentando la verdad de aquellas palabras de santa Teresa: «Sólo Dios basta». No son palabras para ser leídas, sino para ser vividas. Cuando el cristiano se da cuenta de que le basta con Dios, entonces no desea nada más. Ya no padece hambre, ni sufre sed.

(TP03M)

(HOMILÍA EN AUDIO PARA QUIENES NO PUEDEN ASISTIR A MISA HOY) (Pulsar en el enlace con el botón derecho para descargarla)

(Puede suscribir los audios como podcast añadiendo esta dirección a su agregador de podcasts: https://www.espiritualidaddigital.com/feed/podcast/ )

27 de abril de 2020: Meditación

(MEDITACIÓN DE 30 MINS. PARA REZAR EN CASA) (Pulsar en el enlace con el botón derecho para descargarla)

(Puede suscribir los audios como podcast añadiendo esta dirección a su agregador de podcasts: https://www.espiritualidaddigital.com/feed/podcast/ )

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad